Estás en: Caribe > Turismo > > Parque Nacional Washington Slagbaai, en Donaire

Parque Nacional Washington Slagbaai, en Donaire


Toda la zona caribeña se destaca por tener islas paradisíacas con playas extensas y aguas color turquesa que invitan al relax y al descanso rodeados de paisajes maravillosos. Pero además, existen en el Caribe una gran cantidad de parques y reservas protegidas que guardan tesoros naturales espectaculares dignos de ser visitados.

En algunas islas pequeñas pueden también hallarse esos parques naturales como es el caso del Parque Nacional Washington Slagbaai, en la pequeña isla de Donaire, al sur del Mar Caribe y que pertenece a las Antillas Neerlandesas.

Muy cercana a esta isla se encuentra la costa de Venezuela, Aruba y Curazao.

Con sólo 288 km2 de territorio este hermoso lugar fue primero fruto de colonización española y posteriormente quedó en manos holandesas, siendo hoy un sitio excelente volcado al ecoturismo, ideal para la observación de aves y también la práctica de buceo, con un interesante circuito especialmente elaborado para conocer el Parque Nacional, que fuera el primero en crearse en esta región en 1969.

Con una extensión de 5643 hectáreas se encarga de la protección tanto de los recursos naturales como históricos existentes en el lugar, permitiendo además el desarrollo de la región de una forma sustentable en miras al futuro.

Protegiendo el medio ambiente y la biodiversidad se realizan en el lugar gran cantidad de investigaciones a nivel científico así como la explotación de un turismo cuidado y responsable.

En el pasado la zona donde hoy se encuentra el Parque era utilizada para la explotación del comercio de sal, aloe vera y carbón, productos éstos que luego eran exportados a puertos europeos. Al morir el dueño de todas estas tierras, éstas pasaron a manos del gobierno y en esa situación se encuentran desde 1977.

Al llegar podremos encontrar un sitio creado especialmente para los visitantes, donde se encuentra el museo, biblioteca, tienda de souvenir y regalos además de una zona de descanso.

Haciendo una recorrida por el museo podrá conocerse la historia de la isla, como también adentrarse en el mundo de la flora y fauna del lugar.

Se han diseñado dos rutas a través del parque, una de ellas es un recorrido corto y el otro mucho más extenso, pudiéndose optar por cuál de los dos realizar.

Por otra parte, se permite la práctica de buceo y snorkel, pudiendo realizarse además caminatas, observación de aves y disfrutar de sus maravillosas playas, rodeados de una naturaleza casi virgen donde conviven diversos animales como flamencos, iguanas gran cantidad de especies de aves entre ellas bonito y coloridos loros y periquitos.

El Parque cobra una pequeña entrada de acceso y dependiendo de las actividades que quieran desarrollarse se pagará aparte cada una de ellas.

Foto: fuente Sobre Caribe

Volver a Turismo.
Buscador de el Caribe
Boletín