Estás en: Caribe > Cuba > > Cuba y sus castillos

Cuba y sus castillos


En Cuba hallaremos sitios históricos de interés cultural, siendo que gran parte de ellos se encuentran en La Habana.

Existen dos fortalezas que son dignas de ser visitadas una de ellas es el Castillo de la Real Fuerza y el otro el Castillo de San Pedro de la Roca.

El Castillo de la Real Fuerza se encuentra en la bahía de La Habana y fue levantado para defender,  la que era en ese momento una villa, de los constantes ataques de piratas.

En realidad,  la primera fortaleza  construída en ese lugar fue en 1540 pero fue destruida en un ataque perpetrado por Jacques de Sores.

Sin embargo, España decidió defender La Habana y en cuanto el pirata se retiró del lugar comenzaron las obras para la construcción de una nueva fortaleza que se llamaría Castillo de la Real Fuerza.

La construcción fue íntegramente realizada por esclavos que venían de Cartagena y personas que se se encontraban vagabundeando por las calles de La Habana, fue así que en 1577  se concluyó la obra pasando a ser el cuartel general de la ciudad.

Por más de dos siglos habitaron el castillo los Capitanes Generales hasta que fue levantado el llamado Palacio de los Capitanes Generales, que también puede visitarse. Funcionó como residencia militar hasta el siglo XX cuando pasó a ocupar el lugar la Biblioteca Nacional primero y luego un museo.

El Castillo de San Pedro de la Roca es la otra fortaleza que se encuentra justo sobre la costa de Santiago de Cuba a unos 10 kilómetros de la ciudad.

Fue en 1637 cuando se hizo imperiosa la necesaidad de construir una fortaleza en esta zona aprovechando el hecho de la gran cantidad de piedras provenientes de un morro que se encuentra sobre la bahía.

La construcción llevó muchos años ya que recién se culminó la obra en el año 1700. Es curioso pensar que todas las provisiones para abastecer a quienes vivían en esta ciudadela llegaban por mar, siendo almacenadas en un enorme lugar que fuera tallado sobre la misma roca.

Además de los constantes ataques de los piratas se sumaron terremotos, pero ninguna de esas eventualidades pudo destruir el castillo que cumplió sus funciones de resguardar la frontera hasta fines del siglo XIX.

En los años 60 se decidió hacer una obra de restauración y posteriormente en 1997 fue declarado Patrimonio de la Humanidad siendo una clara representación de la arquitectura militar-renacentisda de la época.

Foto: Fuente Epdlp

Volver a Cuba.
Buscador de el Caribe
Boletín