Estás en: Caribe > República Dominicana > > Buceo y paisajes submarinos de Isla Catalina

Buceo y paisajes submarinos de Isla Catalina


El Caribe es inagotable en cuanto a playas, con aguas cristalinas y arenas blancas, clima ideal para estar tomando sol y disfrutando la costa. De la misma manera hay actividades que son afines a esta zona centroamericana, como es el caso del kitesurf o el windsufr. Pero en la Republica Dominicana se encuentra una isla especial para un deporte en particular: el buceo.

Nos estamos refiriendo a la Isla Catalina, ubicada en el mar Caribe al sudoeste de la Isla La Española. Específicamente pertenece a la provincia dominicana de La Altagracia. Posee unos 9, 6 km2 y es parte de un trío de islas que se encuentran juntas; las dos restantes son la Catalinita y la Saona.

La Isla Catalina es un lugar único si es que se quiere sacarle el jugo al máximo al buceo. Sus corales negros, la fauna y la flora submarina, en especial los increíbles refugios de peces y otros seres vivos son una tentación para aquellos que saben de que se trata el buceo. A esto debe agregársele el hecho de que la isla esta totalmente inhabitada por seres humanos. La única forma de acceder a ella es por medio de paquetes turísticos específicos, haciendo necesario ir por medio de una agencia que provee además de el viaje y las actividades, todo lo necesario como comida, hospedaje, etc.

Los puntos claves de la Isla Catalina están relacionados a la práctica del deporte al que nos estuvimos refiriendo. El Muro es uno de ellos, el cual posee 100 metros de profundidad, y demás esta decir que rebosa en corales y vida marina. Otro punto es el denominado El Acuario, con 14 metros de profundidad.

Un lugar libre de construcciones, edificios, urbes, gente. La Isla Catalina, que recibe su nombre del mismo Cristóbal Colón durante sus viajes aventureros, está conservada con el fin de capturar la atención de los viajantes deseosos de vida natural, tranquilidad, armonía con la naturaleza. Es precisamente un Parque Natural protegido.

Fuente: foto

 

Buscador de el Caribe
Boletín